Desarrollo regional y urbano
Diccionario Territorial
Creado por
Administrador Proterritorios
0008-12-13
Última edición
0000-00-00
Las políticas más caracterizadas de Enfoque territorial son las que corresponden al desarrollo regional y al desarrollo urbano, dado que estas se establecen con un objeto definido específicamente en el espacio y se establecen como estrategias de integración de Políticas sectoriales, pero siempre alrededor de una visión de conjunto
Etiquetas
Código UBC : dic206864

Las políticas más caracterizadas de Enfoque territorial son las que corresponden al desarrollo regional y al desarrollo urbano, dado que estas se establecen con un objeto definido específicamente en el espacio y se establecen como estrategias de integración de Políticas sectoriales, pero siempre alrededor de una visión de conjunto, que conduce a una proyecto territorial.

El desarrollo urbano es una política integral que tiene un foco de aplicación espacialmente definido, a partir de un objeto centrado en conglomerados. Sus componentes son sectoriales y territoriales, como una política marco de desarrollo que determina los lineamientos y ajusta los alcances y objetivos de las acciones específicas de tipo sectorial. Las estrategias de desarrollo urbano están determinadas por las características propias de los espacios urbanos de acuerdo a su tamaño. Van desde políticas de carácter metropolitano referidas a las grandes urbes, hasta estrategias para el desarrollo de pequeños centros urbanos, que frecuentemente se referencian como desarrollo local.

Si bien el foco de estas políticas son las zonas urbanas, la influencia de sus estrategias rebasa los límites de continuidad urbana y se convierten en factores de enorme influencia en el entorno rural, convirtiéndose en polos de desarrollo y definiendo sistemas de relacionamiento y dinámicas que son determinantes en los procesos de desarrollo rural, con el cual tienen una relación funcional y complementaria que establece puentes de mutua influencia. La continuidad espacial y las relaciones funcionales urbano – rurales son uno de los aspectos que algunas de las políticas de Desarrollo Territorial están incorporando en forma integral, a pesar de mantener sus especificidades.

En el caso del desarrollo regional, las políticas están más vinculadas a políticas de carácter económico y su foco se define principalmente sobre la idea de la integración nacional del Territorio, la Cohesión territorial y la superación de las brechas o desequilibrios en las economías regionales.

Son múltiples el tipo de estrategias que componen el desarrollo regional, entre ellas se encuentran procesos de estímulo a la inversión en proyectos de dinamización económica como zonas francas, estímulo a cluster productivos, desarrollo de distritos industriales, concepción de megaproyectos de infraestructura o de localización industrial.

Las implicaciones de estas estrategias regionales sobre el desarrollo rural y el desarrollo urbano o local, son de enorme significado, a que actúan como factores exógenos que condicionan las potencialidades de las economías rurales y locales, definiendo oportunidades o amenazas, frente a las cuales es preciso reaccionar y ajustar las estrategias específicas de este tipo de desarrollo.

La importancia de las estrategias para los espacios urbanos, sobre el desarrollo rural, se hacen evidentes al considerar las cifras de la tabla anterior. El número de localidades ‘urbanas’ en los países de la región, indica que la enorme mayoría de municipios son de características rurales, con centros menores de 20 mil habitantes y que, por ende, las políticas de desarrollo urbano están determinadas en forma significativa, por el proyecto rural del municipio. En los municipios con ciudades de menos de 20 mil habitantes, las estrategias de desarrollo urbano se confunden con las de desarrollo rural, convirtiéndose en una única política de desarrollo de los municipios o Territorios de características rurales.

El desarrollo regional y las políticas que lo soportan, establece una institucionalidad del nivel nacional o regional, que tiene diferentes expresiones. Las entidades territoriales, estados o departamentos o provincias o gobiernos autonómicos, tienen planes integrales de desarrollo que proporcionan el marco regional para las metas de las estrategias rurales y locales. Pero a nivel nacional, estas políticas corresponden a ministerios de planificación, de integración o de desarrollo regional, quienes tienen la responsabilidad de articular los planes regionales, con el propósito de garantizar una lógica de Desarrollo económico, social y ambiental del conjunto nacional.

Existe una interesante evolución de los modelos de políticas públicas relacionadas con el espacio y el Territorio, como bien lo sintetiza Massiris en el cuadro anterior. Un elemento importante a destacar es el sentido acumulativo de estas políticas que no se sustituyen, sino que permanecen, estableciendo desafíos claros de coordinación y Articulación.

Lo local aparece como la figura emergente con mayor fuerza. Los modelos de desarrollo endógeno, los asociativos o los de sistemas agroalimentarios localizados, dan cuenta de esta importante tendencia.