Desarrollo Económico
Diccionario Territorial
Creado por
Administrador Proterritorios
0008-12-13
Última edición
0000-00-00
El desarrollo económico corresponde a la dimensión de creación de riqueza y los mecanismos de distribución de sus beneficios en el entorno social en el cual se insertan las actividades productivas que lo generan. Igualmente se incluyen las estrategias macroeconómicas que otorgan estabilidad y ambiente a la actividad económica
Etiquetas
Código UBC : dic227723

Los objetivos de Desarrollo económico se centran en el logro de metas de generación de riqueza, con niveles altos de productividad y competitividad de la economía, para garantizar inclusión, equidad y empleo. Sin duda, los componentes más importantes de estas estrategias se aglutinan alrededor de la política macroeconómica, donde son evidentes los logros de la región en las últimas décadas, que permitieron superar crisis macro de hondas implicaciones sobre el crecimiento, la equidad y la pobreza.

Las estrategias para mejorar las condiciones de productividad, rentabilidad y competitividad, se orientan a mejorar las condiciones de entorno para el desarrollo empresarial, desde las grandes corporaciones, con incentivos a la inversión, particularmente internacional, hasta el desarrollo de la microempresa y los pequeños emprendimientos asociativos. Estas políticas tienen un componente general, sectorial, al igual que las Políticas sociales, y otro componente que reconoce y hace énfasis en aspectos de localización y Gestión Territorializada.

El primer componente está ligado a estrategias de política macro, de un lado, y a políticas generales de competitividad o eficiencia productiva, con intervenciones públicas en cuanto a regulación, inversión o dirección de la economía, permitiendo la existencia de bienes públicos que provean entornos favorables a la inversión privada, adecuadas condiciones de libre competencia y acceso a los mercados. Los ministerios de industria, Desarrollo económico, turismo, producción o agricultura, son algunos de los responsables de este tipo de estrategias, con una especialización sectorial muy marcada.

La dimensión espacial o territorial de estas políticas se ha venido reforzando a través de diversas estrategias que reconocen la diversidad de las estructuras productivas, las ventajas competitivas, el potencial endógeno de Territorios y las dinámicas espaciales de especialización regional. Las estrategias de economías de aglomeración, encadenamientos intersectoriales y cadenas de valor locales o regionales, son elementos constitutivos de estas.

Estas políticas económicas sectoriales, por ejemplo, las agrícolas, han incorporado a sus mecanismos de intervención las visiones del espacio a través de cadenas productivas que integran la producción primaria y la agroindustria y los servicios, dándole un gran peso a las especificidades territoriales que estas cadenas tienen. Esto se traduce en la existencia de un Enfoque territorial en su aplicación.

Los impactos regionales del desarrollo de proyectos económicos es un factor de oportunidad clave para el desarrollo rural, pero al tiempo, se han convertido en desestabilizadores, desplazadores y perturbadores de los modelos de desarrollo productivo rural, particularmente para la agricultura familiar. Un objetivo que se busca con los modelos territoriales es el de reconsiderar la relación entre el desarrollo rural y el desarrollo regional, tendiendo puentes que posibiliten el aprovechamiento de las oportunidades de estos proyectos regionales y minimizar sus impactos negativos.